Facebook está en problemas: Antimonopolio de EE.UU. quiere la separación de Instagram y WhatsApp

Facebook ha perjudicado a la competencia al apoderarse de empresas más pequeñas como Instagram y WhatsApp, lo que representaba una amenaza para su negocio. Esta es la acusación que subyace en la medida en que la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, anunció el inicio de un procedimiento antimonopolio contra el gigante de las redes sociales.

facebook

Una ofensiva de control judicial contra las compañías de Mark Zuckerberg en la que otros 47 fiscales generales estatales y regionales han decidido participar.

Durante casi una década Facebook ha usado su dominio y monopolio para aplastar a los rivales más pequeños y sofocar la competencia. Facebook ha gastado grandes sumas de dinero adquiriendo potenciales rivales antes de que pudieran amenazar el dominio de la compañía – Letitia James, Fiscal General de Nueva York

Pero para agravar la situación hay también un segundo procedimiento judicial activado por separado por la Comisión Federal de Comercio que pide explícitamente que se cancelen las adquisiciones de Instagram y WhatsApp, que se convertirían así de nuevo en dos empresas independientes.

Nuestro objetivo es deshacer el comportamiento anticompetitivo de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación y la libre competencia puedan florecer – Ian Conner, FTC

La respuesta de Facebook

La respuesta de Facebook no se hizo esperar y pinta un cuadro de lo que parece ser una especie de cortocircuito institucional: las adquisiciones de Instagram y WhatsApp habían sido de hecho aprobadas por la propia FCC:

Años después de que la FTC aprobara nuestras adquisiciones, el gobierno ahora quiere empezar de nuevo sin considerar el impacto que esto tendría en el grupo más amplio de empresas y personas que eligen nuestros productos cada día.

¿Qué ha cambiado a lo largo de los años?

Entretanto, se ha renovado la sensibilidad a nivel político (tanto en los Estados Unidos como en Europa) respecto de la cuestión del monopolio ejercido por los gigantes de la tecnología. Luego, como consecuencia, hubo la gran investigación antimonopolio de EE.UU. que tuvo lugar durante el verano y durante la cual surgieron claras pruebas de la estrategia utilizada por Facebook para aniquilar a posibles competidores adquiriéndolos antes de que pudieran representar una amenaza.

Y por último está la cuestión igualmente sentida de la protección de la información personal de los usuarios y los temores de que concentrar una gran cantidad de datos en manos de unos pocos puede no ser la opción ideal.

El nuevo procedimiento antimonopolio contra Facebook representa la segunda acción legal importante de las autoridades estadounidenses contra los gigantes de la tecnología: en octubre, el Departamento de Justicia inició formalmente un procedimiento antimonopolio contra Google acusado de excluir a los competidores del mercado de búsqueda y venta de espacios publicitarios.

fuente