Cada año la misma cantinela… vaya vergüenza de publicidad respecto a luego la realidad. Teléfono cae de la mesita de noche y se hace añicos

Responder